02 enero 2008

Últimas horas del 2007

24 horas invitado por la familia política para celebrar el fin de año dan para mucho. Comidas pantagruélicas, peleas por el mando de la tele (y los de la consola), sonrisas y lágrimas, uvas, cava e incluso fuegos artificiales.
En lo televisivo la cosa estuvo harto complicada: dudas de en que canal ver las campanadas, que programa seguir (los tipo Zapping resultan entretenidos pese al dejavú que nos dejan) e incluso esperar a ver la actuación de Geraldine en la gala de TVE (cuyo dueto con su marido titularon "Innocence con Carlos Marín de Il Divo", que solo le faltó poner "Geraldine Larrosa Innocence con Carlos Marín, el español del rizito de Il Divo").

Mi sorpresa llegó unas horas antes de que finalizara el año. Tras un zapeo constante (en el que participaron niños, adultos y perro), nos quedamos en FOX (ese canal que acaba de dar por finiquitado su blog de manera apresurada).

Mi sorpresa llegó con una teleserie a la que nunca le habría prestado atención (y que personalmente tampoco nadie me había recomendado): "Malcolm in the middle". Realmente ivertida. Formato y estilo de alocada Sitcom, un renovado aire juvenil (lo de renovado por que hace años que no veo una serie calificada "teenager") que la hace consumible realmente por todo tipo de públicos. Una delicia.

Toda la información sobre esta serie, para variar, en la Wikipedia.

1 comentario:

elputocriticón dijo...

Malcolm es una serie terriblemente infravalorada que vale mucho la pena y que tiene capítulos absolutamente desenfrenados!!

saludos!